Si me follas

A mí si me follas,

no te apresures.

Quiero sentir tu cuerpo,

acariciarte por completo,

quitarte la ropa

y lamerte entero.

A mí si me follas,

no seas blando.

Me gusta la lentitud,

pero también un punto

de agresividad que,

no te preocupes,

ya la pondré yo.

A mí si me follas,

fóllame.

Aquí y ahora.

Sin tonterías.

A deshoras.