Te querrán como te mereces

Ahora piensas que todo ha acabado, que para ti ya no hay esperanza, que el amor es algo que no va contigo. Pero, espera. No te lances tan rápido a pensar en tonterías, que la mente se adelanta a los acontecimientos y siempre, pero siempre siempre, se pone en lo peor.

Has pasado por momentos muy difíciles, experiencias que te han ayudado a ser lo que eres hoy en día. Por todo esto, no volverás a tropezar con la misma piedra ni permitirás aquello que antaño consentías.

Ahora eres diferente, eres una persona completamente nueva. Pero, esto es tan solo el principio. Aún te queda mucho más que experimentar y vivir, ¡la vida no se acaba!, la vida sigue y arrasa.

Quizás pienses que ya está todo dicho y que ahora, tal y como eres, no tendrás más oportunidades de sentir aquello que un día te hizo vivir y morir. Pero, no tienes razón y el día menos pensado llegará alguien que volverá a hacerte perder la razón. Eso sí, para entonces, te querrán como te mereces.

Viviendo sin ti

Quizás ya sabía lo que iba a pasar, noches en vela, ansiedad sin más. No quería ver la verdad. Como tanto otros ciega estoy en mi realidad.

No sé si fue bueno pasarlo tan mal. La desesperación me destrozó, me humillé, me dolió. A pesar de ello algo bueno salió. Los ojos abrí, la realidad se presentó ante mí.

Sinceramente, no me gustó lo que vi. Una parte de mí quería huir de ti. No quería formar parte de lo que tanto despreciaba:  personas superficiales, historias ficticias plagiadas, irreales.

Al verme a mí similar a ti, me di asco, quise huir. Lamentablemente la vida está en contra de mí y esta me obligó a continuar viviendo sin ti.