Pensamientos obsesivos

A los pensamientos obsesivos ponles un "stop"

Forman parte de un círculo vicioso en el que te sumerges sin poder detenerlo. Como si fuera un remolino que se forma en el mar y que te atrapa. A pesar de que nadas con todas tus fuerzas, la situación solo empeora. Lo mismo sucede con tu mente. Pero si dejas de esforzarte, créeme, los pensamientos obsesivos se irán.

Debes saber que los pensamientos obsesivos no surgen de la nada. El Instituto Nacional de la Salud Mental (NIH) lo deja muy claro. Forman parte del Trastorno Obsesivo Compulsivo. Una compulsión que limita tu vida, ya que una consecuencia de no ponerles un “stop” a estos pensamientos es la ansiedad.

Meditar ayuda

No es ninguna práctica que no conozcas todavía, pero sí debo decirte que si tiendes a tener pensamientos obsesivos te vendrá estupendamente dedicar, al menos, 5 minutos al día a meditar. Puedes hacerlo al despertarte, tras haberte echado la siesta o antes de dormir. Elige el momento del día en el que te sientas más a gusto para meditar.

Existen varias aplicaciones para el móvil que te pueden ayudar a mantener la motivación diaria para meditar. Desde mi experiencia personal, te recomiendo Insight Timer o Bodhi. No tendrás límites para meditar, puedes disfrutar de estas apps sin pagar. Así que, te aconsejo que las pruebes.

Mujer meditando para combatir los pensamientos obsesivos

Trata de vivir el momento

Puede parecer un consejo absurdo o que siempre lo dice todo el mundo, pero es difícil de poner en práctica. No obstante, la meditación te ayudará a vivir el momento. Imagina que estás en el gimnasio haciendo ejercicio. ¿Por qué no apartas de tu mente esos pensamientos que te dicen “después tengo que comprar esto o aquello”, por ejemplo?

Aprender a vivir el momento te ayudará a activar todos tus sentidos. Esto te permitirá disfrutar de cada instante y sacarle un mayor rendimiento. Te aconsejo que empieces a hacer esto durante una actividad en concreto, como lavar los platos. Así, después, puede ir trasladando este vivir el momento hasta otras actividades y un día completo. Poco a poco, tus pensamientos obsesivos se irán reduciendo.

Haz terapia

El último consejo que quiero darte es que hagas terapia. Al igual que cuando te duele la barriga vas al médico, si no logras frenar tus pensamientos obsesivos, acude a un psicólogo. Esto, también, te ayudará a lidiar con todas las consecuencias que tienen estos pensamientos, como la ansiedad que suelen generar.

Consulta de psicología

No te frustres si asistes a la consulta de un psicólogo y no sales contento. Existen muchos tipos de terapia, cognitivo-conductual, sistémica y breve, entre otras. Te animo a que investigues sobre cada una de ellas y a que elijas a aquel profesional que más se adecue a lo que a ti te funcione. No dudes en cambiar de psicólogo si es necesario.

Es posible ponerle un “stop” a los pensamientos obsesivos. No obstante, esto solamente requiere de un interés por tu parte y de tomar acción. Las personas que suelen tener este tipo de pensamientos se caracterizan por sufrir ansiedad o ser demasiado perfeccionistas. No permitas que los pensamientos obsesivos dirijan tu vida y te limiten. Ponles freno a partir de hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s