Mujer incómoda ante el espejo

Incomodidad ante el espejo

Te miras en el espejo y, no sabes qué es, pero sientes una incomodidad creciente que te obliga a apartar la vista. Te vas, pero vuelves enfadada contigo misma y es que… joder, solo es un puto espejo.

Pero sabes que algo no va bien. El reflejo que te devuelve no eres tú o, al menos, no te identificas con él. Esa ropa, ese pelo, esos ojos tristones. ¿Qué ha pasado contigo? ¿Dónde estás?

Esa incomodidad que sientes ante el espejo hace que cada día dudes ante él sobre qué ponerte. Pero nunca, nunca sales a la calle a gusto… y es que, tal vez, deberías empezar por gustarte y olvidarte un poco de los demás.

Quedan cinco días para que comience un nuevo año. Quizás, superar esta incomodidad ante el espejo pueda ser tu nuevo propósito. Uno de los más importantes y que, cumplido, cambiará tu vida para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s