Agárrate fuerte, muy fuerte

Agárrate fuerte.

Muy, muy fuerte.

Lo vas a necesitar

cuando el terreno se transforme

convirtiéndose en un hondo hoyo

que te desestabilizará,

en el que puede que caigas.

Lo harás.

A menos que te agarres.

Fuerte

¿me oyes?

Tan fuerte que se te formen callos en las manos,

que tus dedos empiecen a doler,

que el sudor comience a hacer que resbales.

Agárrate con todo tu cuerpo,

abrázate con fuerza

¡utiliza las piernas!

Pero, por nada del mundo,

vayas a dejarte caer.

Agárrate fuerte.

Muy, muy fuerte.

Pero no a nadie ni a nada.

Agárrate a ti.

2 comentarios sobre “Agárrate fuerte, muy fuerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s