Si no da señales de vida

Si no da señales de vida, es como si la sangre dejase de fluir por mi cuerpo. Una llamada que no se responde, un mensaje de WhatsApp que tarda largas horas en responder, continua vigilancia a que dé una mínima señal de vida…

En estos instantes mis manos se quedan frías, toda yo tengo frío y ninguna ropa, ni ducha de agua caliente, es capaz de aliviar los escalofríos que recorren mi cuerpo. No importa que nos encontremos en el más caluroso verano. El frío me inunda por fuera… por dentro.

Pero, cuando aparece, la sangre vuelve a recorrer mi cuerpo devolviendo mi cuerpo a la vida, brindándole color a mi rostro que, antes, tenía un preocupante color pálido. Mis manos, antes frías, ahora gozan de un confortable bienestar cálido. Hasta que todo vuelva a suceder de nuevo, una y otra vez, algo esperable…

Poco.

Queda muy poco.

Para que ese bienestar cálido no dependa de ti, sino de mí. Tal y como siempre debería haber sido.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s