No temas al miedo, teme no crecer

A veces tenemos miedo.

Miedo al miedo.

Atroz, impasible, agonizante, chirriante.

No sabemos de dónde procede.

Quizás tenga un significado oculto,

que tenemos que rascar,

que duele encontrar.

El temor al miedo nos paraliza,

nos metemos en un lodazal

lleno de mierda,

repleto de cuerdas,

con partes de un pasado limitante.

Busca ayuda.

No te lo pienses mucho.

Busca ayuda

y que tu miedo sea no crecer,

mantenerse en ese estado de inconsciencia,

de pereza,

de “no soy nadie”,

de”no pertenezco”,

de “no existo”,

de “me siento víctima”,

de “todo me pasa a mí”.

¿De verdad quieres vivir así?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s