Pregúntate “por qué”

Cuando no tengas ganas de levantarte por las mañanas y te quejes por el trabajo que has escogido llevar a cabo, pregúntate “por qué”.

En el momento en el que notes cómo tu motivación cae al suelo y todo se desploma a tu alrededor, pregúntate “por qué”.

La vida nos hace, a veces, olvidarnos de ese empuje inicial que nos instó a tomar esa iniciativa, esa decisión a recorrer ese camino que lo ha cambiado todo.

Esto puede provocar que perdamos la perspectiva, que pensemos en tirar la toalla. Es en estos momentos cuando debemos volver al principio donde el “por qué” tenía sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s