Perderme en tu mirada

Cada vez que te miraba,

mi juicio se nublaba.

No sabría cómo definir

lo que sentía,

lo que en mí se gestaba.

Era tan lejano

a lo que otros definían como “amor”

y que yo veía insano.

Esto era puro

e inocente,

tanto que sobraban las palabras.

A través de la mirada,

nos entendíamos,

nos decíamos “te amo”.

Aunque no fuera para toda la vida,

aunque lo nuestro no era una película,

era real

y eso era más valioso

que cualquier cuento de hadas.

6 comentarios en “Perderme en tu mirada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s