Te quiero con los ojos abiertos

Te quiero con los ojos abiertos para poder ver quién eres en realidad. Sé que si los cierro las expectativas que tengo sobre ti y sobre mí nos pueden jugar una mala pasada a ambos. Desde hace un tiempo he aprendido a hacer esto y, la verdad, no me ha ido tan mal. Por eso, te quiero con los ojos abiertos, porque solo así puedo quererte de verdad.

Esto no es una película romántica

Cuando vemos una película de superhéroes sabemos que es ficción. No podemos volar, tampoco disparar rayos con nuestros ojos y, mucho menos, saber qué piensan los demás. Somos personas normales y corrientes, conscientes de nuestras limitaciones. Aunque cuando vemos una película romántica, creemos que lo que sucede sí puede hacerse realidad.

Desde que somos pequeños nos meten a la fuerza determinadas creencias en nuestra mente sobre el amor que lo adulteran de una manera bastante nociva. Además, hay una fuerte influencia. Las relaciones que hay a nuestro alrededor, en nuestro entorno, se rigen por un amor romántico que todo lo puede y que es digno de una película de Hollywood.

pareja-con-pajaros-en-la-cabeza

Esto no es para nada saludable. Así nos encontramos sumergido en relaciones desastrosas en la que, si nos paramos a pensar, no sabemos darle una respuesta exacta a la pregunta ¿qué es el amor? Digo exacta, porque si ahondamos realmente en lo que sentimos, la mayoría de las respuestas que nos saldrá decir son aprendidas.

El amor no lo puede todo

No, por mucho que nos pese y nos empecinemos en luchar contra esto, el amor no lo puede todo. Es más, no debería poder con todo. Porque en nombre del amor muchas personas hacen verdaderas tonterías y dejan la vida que desearían vivir atrás. Veamos algunos ejemplos:

  • Quiero irme al extranjero, pero mi pareja tiene un puesto de trabajo fijo que no quiere dejar. Dice que está en contra de las relaciones a distancia. En nombre del amor, dejo mi sueño a un lado, aún a sabiendas de que el “y si…” me atormentará toda la vida. A esto se le llama sacrificio y, sinceramente, es una estupidez.
  • No soy feliz con mi pareja, pero curiosamente “creo” que le quiero mucho. Por eso, gasto mis energías por mantener la relación a flote e intento por activa y por pasiva que mi pareja cambie. Esto es un gasto de energía inútil y lo único que conseguiré es desgastarme.

“No pretendas volar si sigues con alguien que impide que despliegues tus alas”.

-Silvia Congost-

Me costó lo mío desprenderme del amor idealizado y romántico que me perseguía y hacía que me relacionase de una manera insana. Deshacerme de toda esa “magia” no ha hecho que el amor se haya convertido en algo insípido, carente de sentido o algo frío y racional. Todo lo contrario.

Querer se ha transformado en tranquilidad, seguridad en mí misma y autoestima. Antes no sabía lo que era amar sin poseer, sin demandar afecto constante, sin estar en una relación de pareja convencional. Hoy día, nada de eso importa. El amor se manifiesta de las maneras más curiosas e inesperadas, y no por ello deja de ser menos valioso. Eso sí, mantengo siempre los pies en la tierra porque no quiero vivir un amor de telenovela. Quiero un amor real con los ojos abiertos.

2 comentarios en “Te quiero con los ojos abiertos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s