Ni una menos

Me cogiste de los pelos,

me arrastraste por el suelo.

Todo fue tan repentino,

que no pude reaccionar.

Grité cuanto pude,

me rebelé con todas mis fuerzas,

no podía creer que a mí

esto al final me sucediera.

Por eso dejé de gritar,

respiré,

me concentré.

Estabas encima de mí,

abrí los ojos,

 confié en mí.

Con mis pies empujé tus caderas,

con mis brazos te desestabilicé,

con mi mano golpeé tu rostro,

te eché hacia un lado

y encima de ti me hallé.

Entonces no lo pensé.

Sin miedo,

por mí,

por todas.

En la entrepierna te di

el mismo golpe

que física y psicológicamente

ibas a darme a mí.

#NiUnaMenos

 

 

3 comentarios en “Ni una menos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s