Los límites son la realidad

No, no es mía la frase. La escuché en una charla reciente y me puse a pensar sobre eso.

¿Qué es la realidad? Parece que todos tenemos alguna idea sobre la realidad o, al menos, la capacidad para describirla, incluso para negarla categóricamente aunque pocos tratan de lidiar con ella.

No sé si los límites son la realidad, pero sí creo que la ausencia de limitaciones no lo es. Tengo un cuerpo, mi mano llega hasta donde da mi brazo, no más. Soy hombre, no mujer, tengo una edad y no otra, estoy aquí y no en otro lugar. Si no como desfallezco y si no descanso acabo machacado. Nací con dos piernas, pero si me faltase una no me movería igual. Tengo límites materiales, espaciales y temporales; esa es mi realidad.

Alguna vez he pensado correr más que mi sombra, alargar mi brazo hasta la luna nacer antes de haber nacido y no morir nunca, volver al ayer para enmendar lo que hice mal y avanzar hasta mañana para prepararme el camino… en salir de mi realidad. Parece poético y lo es, pero empeñarse en no ser quien se es ni estar en dónde se está y tratar de escapar compulsivamente del presente es una fuente de insatisfacción permanente, lo tengo comprobado.

Los límites son la realidad porque solo podemos partir de dónde estamos y ser quienes somos, no hay más. Muchas veces no nos gusta esto y desearíamos estar en otro lugar, en otro tiempo, o ser otra persona, pero es imposible. No hay escapatoria del “aquí y ahora” y eso debe ser la realidad.

La persona de la charla, Emily Levine, está enferma de cáncer avanzado y habla de vivir, de vivir con limitaciones, y de morir, que es otro límite. Pero habla con alegría de esas limitaciones. No hay que llorar por el miembro perdido si te quedas cojo o manco, sino hacer lo que puedas con el que te queda. No hay que angustiarse por la salud perdida, sino hacer lo mejor con la que te queda. No hay que esperar a otro tiempo para ser feliz (y ¿cuándo va a llegar?). No hay que esperar a otra vida para vivirla, ya tenemos una.

He pensado sobre esto y trataré de conocer mis límites y honrarlos porque me hacen ser como soy. Y disfrutar lo que pueda en ese proceso, en eso que llamamos vivir.

Autoría e imagen: Pascual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s