Hacer limpieza

He tenido miedo muchas veces. Un miedo que se revolvía en mis entrañas haciendo que me doliese la barriga, la cabeza y que me saliesen erupciones en la piel. Ese temor intentaba avisarme de algo, pero en mi afán por no escucharlo e ignorarlo acogí en mi vida a personas que, en lugar de reducirlo, lo acrecentaban. Un día me di cuenta de que cuando esas personas estaban lejos, la paz y la tranquilidad se instalaban en mi vida. En cuanto aparecían, en cambio, todo se venía abajo y el caos aparecía. Fue entonces cuando pedí ayuda y me dijeron lo que en mi interior yo ya sabía. Debía hacer limpieza, aunque eso significase enfrentarme a la soledad que tanto temía.

2 comentarios en “Hacer limpieza

  1. Yo también he sentido lo mismo. Algo que no funciona bien en mi, alentado por la presencia de otras personas… La soledad es dura, pero no es permanente, mejor que el desasosiego. Y merece la paz.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s