Nunca había sido él

Nunca había sido él.

A pesar de que creía que me importaba. A pesar de que me empecinaba en compensar todo el dolor que en mis entrañas se revolvía con lo poco bueno que yo solita magnificaba.

Nunca había sido él, siempre fui yo.

Lo único que me importaba era cómo yo me sentía cuando estaba con él. Porque me ayudaba a llenar aquellos huecos que, sola, me hacían sentir un miedo atroz.

Un comentario en “Nunca había sido él

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s