Ya no…

Ya no me siento culpable, ni menos que nadie. Ya no siento que deba rebajarme ni arrastrarme ni humillarme. Sin embargo, no logro salir de determinadas costumbres que me suponen cambiar todo lo que hasta el momento he venido haciendo (permitiendo).

Ya no… sin embargo, pronto sí.

 

Ilustración: Nádia Maria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s