Dar un portazo

Sumidos en la duda, fruto de una gran incoherencia, ahora todo se derrumba y uno de los dos destruye. Termina con un pasado basado en una ilusión, arrebata todo sentimiento que fue originado por una gran decepción. Suelta palabras dichas que en realidad estaban vacías. Se olvida de lo ocurrido, ahora un espejismo.

Pero el otro se niega, regresa y se denigra. Pide oportunidades perdidas y se aferra a una realidad jamás sucedida. Hace dudar al otro, tambalear en su afán por deshacerse de todo. De terminar un capítulo, de empezar ya otro.

Hay puertas que hay que cerrar sin dudar, sin pensar. Dando un portazo tan fuerte que hasta las paredes haga temblar. Porque si no residirás en el limbo y no podrás seguir adelante. No dejes que nadie te haga dudar, si sabes que ya no hay pasado al que regresar. Mira hacia adelante, aunque este implique soledad. No temas el dolor que puedas causar porque el daño más grande ya ha quedado atrás.

2 comentarios en “Dar un portazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s