Volar sola

Te esperé como me habían enseñado.

Durante horas, días, meses, años.

Me hicieron creer que los príncipes azules existían.

Que tú eras uno de ellos. El mío. Que regresarías de nuevo.

Pero la espera se hizo más larga de lo que pensaba.

Las dudas me consumían y me deshacía en llantos y lágrimas.

Hasta que un día dejé de creer en tantas mentiras.

Fue entonces cuando empecé a volar sola.

3 comentarios en “Volar sola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s