El amor

He entendido el amor como un “servicio” dotado de enganche, sumisión y admiración. Me ha costado sudor y lágrimas comprender que no es esto, sino un intercambio recíproco de afecto, aprecio, ternura, pasión.

Cerré los ojos ante la evidente realidad, donde mis exigencias, caprichos y celos fueron siempre los protagonistas de mi vida. Ignoré mis actitudes histéricas y narcisistas que me convirtieron en aquello que tanto rechazaba, huía.

Ahora, puedo amar de verdad. Sin ataduras, sin pedir nada a cambio, sin exigencias, sin ilusiones… Solo sintiendo en el presente esa hermosa emoción que muy pocos pueden disfrutar de verdad.

El amor sincero, el amor real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s