maltrato

Gracias a ti por abrirme los ojos

Gracias a ti por abrirme los ojos y mostrarme lo cruel y duro que puede ser este mundo. Con tus actos, tus mentiras, tus malas palabras, tu dolorosas bofetadas, me has enseñado más de lo que tú pensabas. Aunque, tal vez, lo que me has enseñado no sea igual para los dos.

Tú creíste que así eras poderoso, que te tenía miedo, que podrías manipularme. No fuiste consciente de que con cada tirón de pelos yo me hacía más fuerte al dolor, que con cada patada aprendí a resistir mejor los golpes que te puede dar la vida, que con cada caída descubrí que siempre podría volver a levantarme, aunque costase hacerlo.

Así que te doy las gracias por haberme enseñado tanto y también por hacer que me convierta en la persona que soy hoy en día. Alguien que, al final de nuestras dolorosas batallas en las que yo siempre salía perdiendo, descubría un poco más de sí misma. Al menos, no tengo nada de qué lamentarme. Tal vez tú sí.

¿Aún crees que en cada una de tus palizas el ganador fuiste tú?

5 comentarios en “Gracias a ti por abrirme los ojos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s