Escapar te agota

Desperté y comprendí que ya no quería correr,

que mis piernas cedían,

que ya no quería continuar así.

Escapar te agota,

te convierte en una idiota.

Era ya el momento de enfrentarse a los miedos.

Mirarlos a la cara

con la cabeza bien alta.

Mirarlos a los ojos

y con seguridad decir la palabra “vete”.

Correr es fácil,

una opción válida.

Pero hacerlo no soluciona los problemas que te acechan

y que, poco a poco, te envenenan.

Un comentario en “Escapar te agota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s