Madurar demasiado rápido

He madurado tan rápido que he envejecido antes de lo previsto. Esto hace que me sienta mayor a todas horas, constantemente, incansablemente. Quizás en un momento pensé que esto era bueno, pero no fui consciente de que todo tiene sus peros…

He madurado tan rápido que no disfruté de mi infancia. Esa que me fue arrancada como la piel de una manzana ácida. Yo no escogí este camino, las circunstancias eligieron por mí… y también todas esas personas que se encontraban cerca de mí.

No es la primera vez que me encuentro con caras de sorpresa ante la madurez que mi mente muestra, pero que mi apariencia no revela. Una madurez agradecida, recibida con miles de sonrisas; una madurez que tiene otra cara mucho más dura y más amarga.

tumblr_n6kb42goks1rel31wo1_500

Madurar te permite estar un paso por delante de los demás. Experimentar, aprender rápido, pero sentirte siempre fuera de lugar. Aunque es cierto que nunca dejamos de encontrarnos con situaciones nuevas, la verdad es que con el tiempo todo deja de sorprendernos, nos agotamos, nos apagamos.

Esto provoca que tarde o temprano nos aislemos. De situaciones, de personas, del mundo entero. No queremos participar de la mentira social en la que no nos sentimos incluidos, en la que tan solo vemos ojos ciegos de irrealidad, inmadurez, hipocresía, maldad, miedo, oscuridad…

Madurar antes de tiempo tiene mucho de positivo, pero también de negativo. Nos convertimos en adultos antes de lo previsto, aprendemos rápido, experimentamos deprisa… Pero, por mucho que te resistas, existe una parte llena y cargada de soledad.

 

2 comentarios en “Madurar demasiado rápido

  1. Lo que aquí cuentas me resulta sumamente familiar. A mí me pasó un poco lo mismo y atravesé años bastante solitarios en los que me refugiaba en mis dominios, observando el mundo con indiferencia.

    Con el tiempo aprendí que no importa no encajar, aprendí a adaptarme a todas las situaciones y a restarle importancia a esa diferencia de percepción sobre la vida que no compartían mis allegados. Se puede elegir un camino y ser libre en toda su magnitud si eres feliz con tus decisiones; y más vale la soledad que el acompañamiento de lo hueco.

    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Madurar no es malo, es ley de vida que a poco a poco dejemos atrás ideas y actitudes infantiles. Pero tenemos que intentar no dejar morir al niño que llevamos dentro sino como tu dices: nos apagamos.

    Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s