Necesitaba

Necesitaba afecto y lo buscaba en las calles, el miedo ya no la controlaba. Caminaba sola, seductora… La necesidad la inducía a encontrarse en las situaciones más peligrosas y extrañas. Un día subió a un coche y ya nunca volvió a bajar. La necesidad se esfumó. Ella desapareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s