Sígueme

Sígueme, hasta el fin del mundo, hasta que el agotamiento nos consuma.

Vámonos, abandonemoslo todo, no miremos atrás.

¿Dónde quedaron aquellas hazañas, promesas no realizadas?

Todo riesgo, todo sueño, fueron simples palabras ahora ya olvidadas.

 

El sígueme se transformó en un síguete a ti misma,

la valentía, los riesgos, ya no eran solo meras palabras.

Tú no pudiste hacerlas realidad y así te hundiste.

Yo continué adelante, prometiéndome confiar tan solo en mí misma.

 

¿Lo conseguí? Tal vez, es posible…

Aún me queda mucho camino, un camino en el que solo dependo de mí misma.

Ahora comprendo que yo no estaba atada a nadie.

Tan solo fue una ilusión, la necesidad de una posesión inexplicable.

 

Sígueme… ¿te atreves?

No habrá nadie, tan solo la soledad y un silencio atemorizante…

 

 

 

 

Un comentario en “Sígueme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s