Sí…

Sí, he confundido la necesidad con el amor, generando dependencia, sintiéndome mal al no ser correspondida.

Sí, he echado la culpa a los demás o al mundo o a la mala suerte por cosas que son, solamente, responsabilidad mía.

Sí, he tenido dudas y miedos para dejarme llevar. Miedos y dudas que aún hoy en día me persiguen haciéndome zozobrar.

Sí, he esperado y por eso me he decepcionado. Por eso, aprendí a aceptar y esto me liberó de todo dolor fruto de la ilusión.

Sí, afirmo que la perfección no existe y, por eso, hoy digo “sí”. Sí a la fragilidad, sí a los miedos, sí a los errores…

¿A qué le dirás tú que sí?

11 comentarios en “Sí…

  1. A lo mismo que tú. Yo también he sentido ese vértigo, y aún lo siento. A pesar del miedo, la fragilidad, los errores y las dudas… Diría que más allá de nuestra humanidad no hay un mundo perfecto al que acceder, que sólo hay una nube en los ojos de nuestro entendimiento que nos aleja de la felicidad, tan lejos como tan fuerte corremos tras ella. Esa nube no es más que el polvo que levantamos en nuestro camino huyendo de nuestra propia fragilidad.
    Diría sí a lo mismo, a mi propia fragilidad, a mis miedos, a la fresca sensación de bañarme en las limpias aguas en las que nunca nos bañaremos dos veces

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s