Me arriesgué

¿Sabes? No quiero despertar, duermo demasiado, en mi cama me sumerjo en una serie de sueños confusos, pero hermosos al menos. Sueños en los que logro ser feliz, o al menos eso es lo que quiero creer, ¿será así?

Sueños que no se cumplirán jamás, porque miedo tengo yo, pero también los demás. Guarecida entre mis cuatro paredes no quiero salir jamás. Fuera solo hay dolor, decepciones, desilusión.

Acosada me siento por sentimientos nada certeros. Emociones que me confunden y que me sumen en una ansiedad insalubre. Me molesta vivir en un mundo irreal, creado por historias que se repiten, que siguen un patrón.

A veces cruzo la puerta, porque no me queda otra. El mundo se me queda grande, siento miedo, me agobio. Solo quiero volver al calor de mi hogar, cuando lo hago respiro consciente del alivio que siento, momentáneamente.

No sé si podré enfrentarme a mi miedo. En su momento me arriesgué y el golpe fue certero. De lleno me dio en mi corazón desnudo e inocente. Sin pasión se rompió en mil pedacitos violentos.

2 comentarios en “Me arriesgué

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s