Puerta cerrada

Esa puerta cerrada que no quieres abrir.

La ignoras, la olvidas, mejor que sea así.

Deberías saber que no quiero sufrir.

De ahí que me aleje de la puerta que elegí.

….

Esa puerta que guarda recuerdos tras de sí,

esos que tú pisoteaste con frenesí.

Una historia que ahora ha quedado en el recuerdo,

tras la puerta que, con celo, velo por su encierro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s