Tendida en el suelo

Encontré mi cuerpo tendido en el suelo, frío e inmóvil, presente y a la vez ausente.

Me dirigí consternada hacia el espejo que en frente estaba. Pero, lamentablemente, no logré verme reflejada.

Creí entonces que era un mal sueño, forzosa me insté a despertar, con desespero.

Cuando lo logré deseé volver a dormir de nuevo, pues yo me encontraba fría en el suelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s