Ella sonríe

Ella no quería estar sola, pero no le quedaba otra. Los días pasaban, la rutina la salvaba. Las horas se sucedían carentes de sustancia.

Hoy, como todos los días, ella se levanta. Con una aparente felicidad que tardíamente se presentaba. Es una sensación que dura todo el día. Un no sé, un no saber qué.

Pero ella sonríe. Con esas sonrisas sinceras que solo la gente triste sabe expresar. Esas sonrisas que encierran el dolor de un alma que no encuentra consuelo en nada de lo que haya.

No le quedaba otra…

Un comentario en “Ella sonríe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s