De todo se puede aprender

He superado esa etapa. Me duele, no te lo niego. Quisiera que lo nuestro tuviese un final feliz, mas los cuentos de hadas presto se fueron. ¿Dónde está la perfección? ¿Dónde está la felicidad? Indudablemente, nadie sabe contestar.

Odio tener que derrumbarme, que ponerme triste sin evitarlo. Odio tener que llorar sin tener el consuelo de nadie. La buena noticia es que esto no dura mucho tiempo. Rápido me levanto ya de este humor que lamento.

Con la mejor de mis sonrisas y mis ojos llorosos, afronto cada día con esperanza aunque sin gozo. No me preocupa en demasía sentirme tan tenue a veces. Creo que es natural y necesario si lo vences.

Considero que lo bueno es pensar en positivo, de todo se puede aprender. De todo logras tu alivio.

8 comentarios en “De todo se puede aprender

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s