Amo

Amo

En tus manos deposité mi cuerpo para que lo utilizaras. Ignoré mi orgullo y me postré a tus pies como una fiel esclava.

Así quería sentirme. Tuya. Completamente tuya en cuerpo y alma. Dándote el poder que muchos maltratadores envidiarían.

Tus caricias me escuecen y tus arrebatos de pasión me dejan exhausta. Tus manos se cierran sobre mi garganta buscando atrapar hasta mi aliento.

Átame, oblígame, retenme, poséeme. Quiero sentirme junto a ti. Quiero que utilices siempre mi piel como lienzo, para así recordarte cada vez que me miro al espejo.

Confío en ti. Confío en ti. Sabes que confío en ti.

Por eso dejé en tus manos mi vida.

Amo

2 comentarios en “Amo

  1. Bien.
    Recuerde que es una práctica peligrosa y que debe confiársela a alguien al que verdaderamente le tenga fe. Un buen amo, además, se debe preocupar por el orgasmo de la esclava, no sólo por el suyo. El desgaste creativo para el amo también es mucho, no todo es miel sobre hojuelas para los dominadores.
    Saludos y gracias por pasarse a mi blog.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s