Grito silencioso

Grito silencioso

No puedo dormir. Me siento sola, abandonada. De vuelta, otra vez, ese vacío que creí disipar cierto día. Otra vez de vuelta.

No lo soporto. Me atormenta, me agobia. Desearía sentirme calmada, pero ni el sueño me relaja.

De nuevo la ansiedad, el ahogo. El dolor de cabeza provocado por el remolino de pensamientos incoherentes y estúpidos. Me acechan. Me envuelven con su capa dolorida en un vano intento de llamar la atención de un ibuprofeno. Pero eso no te calmará. 

No hay bálsamo que logre remitir el dolor de una mente atormentada.

2 comentarios en “Grito silencioso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s